La absoluta identidad del ser

3 161 900x566 - La absoluta identidad del ser

La absoluta identidad del ser Es difícil para la mente entender la absoluta identidad del ser. La mente está acostumbrada a pensar en términos de un sujeto y un predicado en el que una afirmación adjunta un sustantivo a un verbo, tal como lo-que-es o es-está o lo hecho. Lo que tiene existencia es ya […]

Experiencia de la Presencia

3 168 - Experiencia de la Presencia

La constante consciencia de la propia existencia como “Yo” es la expresión siempre presente de la divinidad innata del Ser. Esta es una experiencia universal, constante, que es puramente subjetiva y para la que ninguna prueba es posible o necesaria. El “Yo” del Ser es la expresión de la Divinidad como Consciencia lo que está por tanto, más allá del tiempo y de la forma. La verdad de esta identidad es oscurecida por la dualidad creada por la percepción y desaparece cuando todos los posicionamientos son abandonados.

La verdad es subjetivamente radical. Con el colapso de las ilusiones de la dualidad, incluyendo la supuesta “realidad” de una separación del “ser”, sólo queda el estado del Infinito “Yo”, que es la manifestación de lo No-Manifestado como Ser.

No hay sujeto ni objeto. Al igual que el espacio infinito, no hay distancia, tiempo, duración o localidad. Todo prevalece simultáneamente. Todo es auto-evidente, auto-consciente, auto-revelado, y total.

El progreso espiritual puede parecer lento

3 149 - El progreso espiritual puede parecer lento

la renuncia significa el descarte de la ilusión y la obstrucción a la realización de la verdad y la Realidad de Dios. Así, todas las vías hacia la renuncia de Dios son falsas y son devotas las que irradian amor, paz, santidad, compasión, perdón, misericordia y la caridad. También significa la opción de renunciar a la ignorancia por la Verdad, la oscuridad por Luz, y las tentaciones del ego, tales como el odio, la ira, el orgullo, la maldad, la codicia y el egoísmo. La renuncia también implica la libertad de la trampa dualista de la denuncia, o convertirse en polarizados y atrapados en los posicionamientos de las “polaridades de los opuestos”. La renuncia más simple es sencillamente la negación o no aceptación. Para elegir “lo elevado”, no es necesario “luchar con lo bajo” sino simplemente declinar la alternativa.

El progreso espiritual

3 138 900x588 - El progreso espiritual

La Realización es un proceso progresivo. El progreso espiritual es acelerado mediante la comprensión de la verdadera naturaleza del ego. No es un enemigo a ser atacado o derrotado, ni tampoco es un mal que debe ser vencido. Es disuelto por la comprensión compasiva.

Por tanto, es conveniente que el buscador espiritual esté familiarizado con la estructura del ego y sea consciente de que no es disuelto por ninguna negación o culpabilidad. Curiosamente, el ego mantenido es debilitado por la aceptación, la familiaridad y la comprensión compasiva; en cambio, se ve reforzada por la autocrítica, la condena, el miedo y la vergüenza.

Superar el ego

3 136 594x700 - Superar el ego

El ego puede ser trascendido. Lo más importante no es la naturaleza del ego, sino el problema de la identificación con él como “mío”, el “Yo”, o “yo mismo”.

El ego fue heredado como un “ello”, y es realmente un “ello” impersonal. El problema surge porque te personalizas e identificas con ello. Ese “ello” de la estructura del ego no es único o individual, y es relativamente similar, con variaciones kármica, en cada uno. Lo que realmente varía de un individuo a otro es el grado en el que esté esclavizado por sus programas. El grado de dominio está por tanto determinado por el grado en que uno se identifica con él. En sí mismo, no tiene poder, y el poder de declinar los programas del ego aumenta de manera exponencial a medida que uno progresa espiritualmente. Ese es el verdadero significado de la Escala de Conciencia.

Modos de determinar la percepción

3 91 - Modos de determinar la percepción

El alivio de la culpa y una mayor compasión hacia uno mismo y los demás se producen al darse cuenta de que la personalidad individual no crea voluntariamente la estructura del ego, ni ninguna otra. La condición humana es principalmente karma “dado”. Puede ser aceptado compasivamente, como tal, sin condenarlo y por tanto ni bueno ni malo. La humanidad vive en el reino de la tensión entre los instintos emocionales y el poder de contrapeso del despertar espiritual (es decir, el conflicto animal/ángel).

Diez mil caminos a Dios

3 105 622x700 - Diez mil caminos a Dios

El amor de Dios es absoluto e incondicional. El cielo no “es” para algunas personas y “no es” para otras, ni el sol brilla sólo para unos pocos que han sido elegidos arbitrariamente. Dios es completo y total. La adulación es un concepto humano. Puedes adorar al sol, pero el sol es inmune a la manipulación.

La Realización no es una “ganancia” o un logro, ni es algo que es “dado”, como recompensa por ser bueno. Estas son todas nociones infantiles. Dios es inmutable y no puede ser manipulado con favores o seducido por la negociación o la adulación. El trabajo beneficia al trabajador, reforzando el compromiso y la inspiración. Dios permanece, en silencio e inmóvil.

El mundo, taller espiritual

3 97 - El mundo, taller espiritual

Rara vez está una persona dispuesta a buscar dentro de sí mismas el origen de sus dificultades, ya que tienden a ser proyectada sobre los demás en el juego interminable de la víctima y el agresor. El posicionamiento de víctima egoísta del ego es tenaz, y el ego jugará el juego hasta el punto de su propia muerte física. Para protegerse a sí mismo, el ego llegará a cualquier extremo.

En la práctica clínica, ves el interminable desfile de los dúos mortales del agresor y la víctima. El patrón no se resuelve ya sea por experiencia, psicología, o espiritualmente hasta que la víctima se hace responsable de algún aspecto de su propia personalidad, aunque representado, interpretó el papel del provocador. Es muy informativo ver el grado de tenacidad por el cual la víctima se niega a reconocer cualquier responsabilidad.