Conciencia de riqueza en el campo de todas las posibilidades

Conciencia de riqueza en el campo de todas las posibilidades
Rate this post

Conciencia de riqueza en el campo de todas las posibilidades

Permite que las aguas se apacigüen

verás las estrellas y la luna

reflejadas en tu ser.

Rumi

La magia de la atención

Hasta este momento, hemos discutido los pasos para la abundancia en un sentido más o menos materialista. Sin embargo, la riqueza material o el dinero son simplemente un medio para satisfacer de forma espontánea nuestros deseos.

La abundancia o riqueza significa que uno es capaz de satisfacer fácilmente sus deseos, cualesquiera que éstos sean, ya sea que se apliquen al reino material o a nuestras necesidades emocionales, psicológicas o espirituales o al reino de la relación.

1x1.trans - Conciencia de riqueza en el campo de todas las posibilidades

La atención de una persona verdaderamente rica nunca está enfocada únicamente en el dinero. Más aún, una persona rica jamás tiene preocupaciones monetarias. Puede tener millones de euros en el banco, pero si todo el tiempo piensa en el dinero, si se intranquiliza por eso, si se preocupa por el dinero, por obtener más, por no tener suficiente, por perderlo, entonces, sin importar la cantidad de dinero que posea, es pobre.

Como dijo Osear Wilde: “Sólo hay una clase de personas que piensan más en el dinero que los ricos, y esas personas son los pobres. En realidad, los pobres no pueden pensar en nada más”.

Tener riqueza o abundancia real es despreocuparse por todo en la vida, incluyendo el dinero. Por lo tanto, la verdadera conciencia de la riqueza es la conciencia de la fuente de toda la realidad material. Esta fuente de toda la realidad material es conocimiento puro, es conciencia pura. Es el campo unificado, es el campo de todas las posibilidades.

No podemos conocer este campo pensando únicamente en él, porque, por definición, es trascendental al pensamiento. No obstante, podemos tener conocimiento empírico de este campo, trascendiéndolo y conociéndolo íntimamente, como nuestra naturaleza.

Cuando trascendemos, conocemos no verbalmente, sin el uso de las palabras. Obtenemos conocimiento directo, sin la intervención distractora del lenguaje hablado. Éste es el valor de la meditación, que nos da la experiencia del Ser puro, aunque la experiencia del Ser puro es en sí una expresión de felicidad y alegría puras.

La principal ventaja de alternar la experiencia de la meditación con actividad es que mientras más ahondemos en el campo del Ser puro, del conocimiento puro, de la conciencia pura, nuestra actividad se llenará más con éste. Entonces, nuestra actividad adquiere las cualidades inherentes del Ser puro, del conocimiento puro: infinito, ilimitado, abundante, rico e inmortal.

La mejor manera para adquirir conocimiento de este campo del Ser puro es por medio de la meditación.

Conocer intelectualmente las cualidades y prestar atención a dichas cualidades ayuda también, porque, finalmente, todo lo que experimentamos es resultado de la calidad de nuestra atención.

En este texto nos gustaría explicar una vez más el campo cuántico con un poco más de detalle.

Los físicos nos dicen que al atravesar el reino de las partículas subatómicas y entrar en la nube de partículas subatómicas que forma el átomo, que a su vez forma todo, cuando tratamos de examinar y comprender estas partículas -con nombres extravagantes como quarks, bosones y leptones-, son tan pequeñas que no podemos medirlas. No existen instrumentos, ni existirán, que midan la pequeñez de estas partículas. En realidad, son tan pequeñas, que sólo podemos pensar en ellas.

Ahora hay otro hecho muy interesante sobre estas partículas: nunca han sido vistas. Por lo tanto, si no podemos observar estas partículas subatómicas, si no podemos verlas, ¿cómo sabemos que existen? La respuesta es que sabemos que existen por la evidencia de los rastros que dejan detrás en los aceleradores de partículas. En lugares donde se investiga la teoría subatómica, podemos ver e incluso fotografiar los rastros que dejan estas partículas. Al observar los rastros, sabemos que en realidad existen. Hay otra faceta muy interesante en relación con estas partículas y ésta es que existen sólo cuando las observamos.

Por consiguiente, si observamos un campo cuántico, cada vez que lo miramos, estas partículas existen. Cada vez que apartamos nuestra atención de ellas, desaparecen en un vacío. Parpadean como lucecitas en un cuarto oscuro. El cuarto oscuro podemos imaginarlo como el infinito, el espacio ilimitado, y las partículas que toman vida lo hacen por el simple acto de que le prestamos atención al campo.

Cuando fijamos nuestra atención en el campo, entonces las partículas existen. Cuando no prestamos atención al campo las partículas son sólo una amplitud de probabilidad en el campo de todas las posibilidades.

Cada partícula es una onda. Es una onda hasta el momento de la observación. Una onda no está restringida a ningún sitio en el espacio o en el tiempo; una onda es una cosa difusa. Por este motivo se llama probabilidad de amplitud en el campo de todas las posibilidades. Define la probabilidad estadística de encontrar una partícula en un cierto lugar en el momento de observación, lo que significa el momento de atención.

Es la atención lo que transforma la probabilidad de amplitud, la onda, la distribución de la probabilidad, por una medida posible, como una función de tiempo. La atención toma esa amplitud de probabilidad y le da existencia material, por medio del simple acto de la observación. Por supuesto, el simple acto de la observación es fijar nuestra atención en la onda. Por lo tanto, una partícula es creada literalmente por usted y por mí por medio del acto de la observación.

Antes de ser observada era sólo una posibilidad matemática, una probabilidad de distribución para una posible medición en función del tiempo.

LA MAGIA DE LA ATENCIÓN

Antes de la observación

Onda

Expandida sobre el espacio y el tiempo

(Amplitud de probabilidad)

No-material, no-local

En el reino de la mente

En el momento de observación

Partícula

Evento espacio-tiempo

Localizado

En el reino de lo material

¡Compruebe lo mágico que es esto! Es la calidad de nuestra atención lo que produce cierta probabilidad de amplitud en el campo de las posibilidades infinitas en la existencia material. En realidad, toda la creación material no es otra cosa que el ser experimentándose mediante diferentes cualidades de su propia atención hacia sí mismo. Si nuestra atención está fragmentada, entonces estamos fragmentados. Si nuestra atención es total, somos la totalidad.

Los sabios vedas dicen: “Mantén tu atención en lo que es y observa su plenitud en cada momento. La presencia de Dios está en todas partes. Sólo tienes que abrazarla conscientemente con tu atención”.

One Response

  1. Ernesto Chávez Loera 04/08/2016

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: