Cuadros -Frame

3 62 700x700 - Cuadros -Frame

 

Cuadros -Frame

La ventana al espacio de las variantes, que se abre por un breve instante cuando la mente se sumerge en el sueño, deja el foco de la percepción en el contexto del sector corriente de la realización material. A diferencia de lo que sucede en un sueño normal, la vela mayor de la fragata dentro de la ventana queda izada. Si en este momento preciso introducimos la diapositiva dentro de la ventana, la ráfaga del viento de la intención exterior impulsará la realización material a una distancia importante. La eficacia de la ventana consiste en que, en tal estado, la unidad del alma y la mente se revela en un grado más alto. La mente adormilada suelta su control y admite lo irreal en el patrón de su percepción, lo mismo que sucede en un sueño. La vela alcanza dimensiones importantes y la intención exterior actúa con más fuerza.

3 62 600x600 - Cuadros -Frame

Es una técnica bastante difícil, pero puedes probarla. Tendrías que empezar por prestar constantemente atención a tus presentimientos intuitivos, observarte a ti. Entonces comprenderás que, a lo largo del día, la ventana se abre bastante a menudo.

De cuando en cuando la mente se cansa de su control y palabrería y, por unos instantes, pierde la vigilancia. En ese momento puedes encuadrar intencionadamente tus sentimientos sobre el acontecimiento que quieres inducir. Deben ser precisamente los sentimientos y no las formulaciones verbales.

Imagínate, ¿qué habrías sentido si lo propuesto se hubiera cumplido? Proyecta varias veces la diapositiva en la mente; luego, de toda la diapositiva escoge sólo un molde integral: el frame. Por ejemplo, firmas un contrato y te sientes satisfecho. O te examinas satisfactoriamente y el profesor te estrecha la mano. O llegas primero a la meta y rompes la cinta con el pecho. Este molde será justamente aquella fórmula que debes introducir dentro de la ventana entreabierta. Puedes intitular el frame con una palabra, por ejemplo: «¡Victoria!», «¡Lo tengo!», «¡Sí!» o como más te guste. Ese título te servirá de punto de apoyo para el frame.

Es difícil captar la ventana, porque lo hace tu mente, aunque adormilada, pero esto significa que, al captar la ventana, se despierta, y la ventana enseguida se cierra bruscamente. Los hábitos vendrán con el tiempo. Es necesario que tengas firme intención y paciencia. Al principio, con ayuda de la mente, tendrías que ela­borar un frame de la sensación de realización del acontecimiento. Deja la mente trabajar activamente en esta elaboración. Después, sin intentar captar la ventana, sigue proyectando el frame para comprender debidamente en qué consiste el sentimiento final. Crea un enganche, una sensación integral. Y luego, en el momento de la ventana abierta, podrás encuadrar el frame dentro.

Es lo que debe suceder: de repente la mente adormilada se da cuenta de su estado somnoliento yenseguida lanza el frame dentro de la ventana sin tener tiempo siquiera para despertarse. Pues tal será el trabajo de la intención exterior cuando se interrumpa el monólogo interior.

Los intentos múltiples, aunque infructuosos, poco a poco irán creando costumbre, y tu mente aprenderá a lanzar automáticamente el frame dentro de la ventana. La idea del frame consiste precisamente en que la mente debe activarlo automáticamente, sin llegar todavía a despertarse.

Sin embargo, si la técnica de los frames te resulta muy difícil, no te amargues y déjala en paz. La presente técnica está mencionada aquí sólo para tu información. Si de momento no te funciona, significa que no la necesitas. Trabaja con las diapositivas normales y practica la visualización del proceso.

En cualquier caso, sería muy útil adquirir la costumbre de prestar atención a las ventanas. Si aprendes a captar el momento de la ventana abierta, los destellos intuitivos te visitarán con más frecuencia.

Vadim Zeland: El susurro de las estrellas de madrugada, cap. III