Diapositivas

  • Las ilusiones no son fruto de la imaginación, sino la visión de otra realidad.
  • Al estar en el mundo material, el hombre es capaz de percibir otra realidad.
  • La percepción del mundo puede distorsionarse por las convicciones interiores.
  • La diapositiva es algo que existe en tu cabeza, pero los demás no la tienen en su mente.
  • Las diapositivas alteran la realidad viva.

2 255 600x450 - Diapositivas

  • El individuo es propenso a proyectar sus diapositivas en los que le rodean.
  • La base de una diapositiva es la importancia.
  • En cuanto desaparece la importancia, la diapositiva deja de funcionar.
  • La intención exterior realiza la diapositiva sin cesar y paulatinamente.
  • Deja de luchar contra ti mismo y desvía tu atención de lo negativo a lo positivo.
  • Créate una diapositiva positiva que sea agradable para el alma y la mente.
  • Mira tu diapositiva con más frecuencia y ve añadiendo en ella detalles nuevos.
  • Bajo ninguna circunstancia copies la imagen de la diapositiva de otra gente.
  • Si no tienes la determinación de tener, nunca conseguirás lo que pretendes.
  • Permítete el lujo de ser digno de todo lo mejor. La determinación de tener es el conocimiento irrevocable de que eres digno y que la elección es tuya.
  • Las diapositivas ayudan a incluir lo increíble en la zona de tu confort.
  • No mires la diapositiva como un cuadro, sino vive en ella, aunque sea de modo virtual.
  • Deja entrar en ti cualquier información del mundo de tu ensueño. No es la contemplación del resultado lo que te hace avanzar hacia el objetivo, sino la visualización del proceso de ese movimiento. No contemplar el resultado, sino imaginar el nacimiento y crecimiento de la perfección.
  • La visualización en Transurfing es representar mentalmente el proceso de realización del eslabón corriente de la cadena de trasferencia. Si desconoces el camino de obtención del objetivo, practica la visualización de la diapositiva. La diapositiva misma te guiará en la dirección necesaria.

Vadim Zeland: El susurro de las estrellas de madrugada, cap. 2