El conocimiento silencioso

– La brujería es el uso especializado de la energía.

– No es que estés aprendiendo brujería a medida que pasa el tiempo; lo que estás haciendo es aprender a ahorrar energía.

– La brujería es un estado de conciencia. La brujería es la habilidad de percibir lo que la percepción común no puede captar.

Cada guerrero que emprende el camino del conocimiento cree, tarde o temprano, que está aprendiendo brujería, y lo que está haciendo es dejarse convencer de que existe un poder escondido dentro de su ser y que puede alcanzarlo.

Una vez que lo alcanzamos, el poder mismo hará uso de esos inaccesibles campos de energía. Y eso, como ya te dije, es brujería. Empezamos entonces a “ver”, es decir, a percibir algo más, no como una cosa de imaginación sino como algo real y concreto. Y después comenzamos a saber de manera directa, sin tener que usar palabras. Y lo que cada uno de nosotros haga con esa percepción acrecentada, con ese conocimiento silencioso, dependerá de nuestro propio temperamento.

2 32 600x450 - El conocimiento silencioso

– La maestría del “estar consciente de ser”, es el enigma de la mente; la perplejidad que los brujos experimentan al darse cabal cuenta del asombroso misterio y alcance de la conciencia de ser y la percepción.

– El arte del acecho es el enigma del corazón; el desconcierto que sienten los brujos al descubrir dos cosas : una, que el mundo parece ser inalterablemente objetivo y real debido a ciertas peculiaridades de nuestra percepción; y la otra, que si se ponen en juego diferentes peculiaridades de nuestra percepción, ese mundo que parece inalterablemente real y objetivo cambia.

La maestría del intento es el enigma del espíritu, el enigma de lo abstracto.

– El hombre común y corriente se hunde en el pasado, ya sea su propio pasado o el pasado de su época, para justificar sus acciones del momento o sus acciones del futuro o para hallar un modelo de conducta. Sólo los brujos buscan auténticamente un punto de referencia en su pasado.

– Y la treta se transformó en la esencia del camino de los brujos.

– Cada uno de los actos realizados por los brujos, tenían como finalidad el reforzar el vínculo de conexión con el intento, o eran actos provocados por el vínculo mismo. Por esta razón, debían estar activa y permanentemente alerta en espera de las manifestaciones del Espíritu. A tales manifestaciones se les llamaban gestos del Espíritu o, de manera más sencilla, indicaciones, augurios, presagios.

– No tuvo ningún problema, ninguna duda en dejar todo atrás. Había entendido perfectamente que no habría una segunda oportunidad y que el pájaro de la libertad o se lleva a la gente consigo o los deja atrás.

…Los había habituado a su firmeza, a su desprendimiento, a su objetividad. Les había encantado su sobriedad y, sobre todo, su total dedicación a ellos.

… El pájaro de la libertad tiene muy poca paciencia con la indecisión y, una vez que se va, jamás regresa.

– Lo abstracto es, el conocimiento silencioso; el edificio del intento.

– Para un guerrero todo termina y comienza en sí mismo. Sin embargo, su contacto con lo abstracto lo hace superar sus sentimientos de importancia personal. Así, el yo se convierte en algo abstracto, algo sin egoísmo.

– El Nagual Elías sentía un gran respeto por la energía sexual, pensaba que nos había sido dada para que la utilizáramos en ensoñar.

– Si se necesita energía sexual para ensoñar, cuando se disipa esa energía en el acto sexual, los resultados son desastrosos… O haces el amor con tu energía sexual o ensueñas con ella.

Sólo cuando mi energía sexual se liberó del mundo, cayó todo en su sitio. Esa es la regla para los ensoñadores. Los acechadores son lo opuesto. Mi benefactor, por ejemplo, era un libertino sexual como hombre común y corriente y como Nagual.

Carlos Castaneda: El conocimiento silencioso