El mayor acto de Fe

EL MAYOR ACTO DE FE

El despertar espiritual no llega con ninguna comprensión intelectual. No podemos alcanzar nuestra verdadera naturaleza mediante palabras, conceptos, ideas ni teologías. Ninguno de esos medios revela nuestra verdadera naturaleza. Tenemos que darnos cuenta de que cuando la mente intenta comprender, cuando intenta entender intelectualmente la realidad suprema, simplemente intenta conservar el control. Es un control intelectual, y también necesitamos deshacernos de él. Esto no quiere decir que la mente no juego un papel importante en el despertar espiritual; ese es otro de los típicos malentendidos en la espiritualidad. La mente juega un papel vital. El pensamiento juega un papel importante. Más adelante hablaré sobre la utilización de la mente para llevar a cabo una indagación espiritual. En realidad, en la búsqueda espiritual implicamos a la mente para trascenderla.

1235288 590494597679299 2135930667 n 600x358 - El mayor acto de Fe

Por tanto, la mente y el pensamiento no tienen que ser un problema. El problema está en nuestro apego a la mente. La búsqueda en conceptos y en ideas para encontrar la verdad, la paz, o aquello que nos libere, es una búsqueda ilusoria. Cuando nos deshacemos de la mente pensante nos abrimos a la visión (en la espiritualidad nos podemos referir a ello también como revelación, o aparición espontánea de una sabiduría profunda, o de un profundo conocimiento). Aunque surja en la mente, no procede de ella. Es una experiencia de “ajá”, una comprensión instantánea. Cuando piensas:”Ajá, ya lo tengo”, no se trata de pensamiento lógico. Es algo que simplemente se registra en la mente y en el cuerpo, y responde a la naturaleza de una revelación. Así podemos ver, una vez más, que para conseguir poder acceder a este nivel de visión debemos empezar a deshacernos del control, incluso del control mental. Entramos en el estado natural del ser. En cierto sentido, la Meditación Auténtica es el mayor acto de fe, pues sentarse y permitir que todo sea lo que ya es (deshacerse del control y de la manipulación) es en sí un profundo acto de fe. También es un profundo acto de investigación.

¿Qué ocurre cuando nos deshacemos realmente de este control? ¿Qué sucede cuando permitimos que todo sea exactamente tal y como es? Esta pregunta es la base de toda espiritualidad. Hasta que no permitamos que todo sea lo que es, de la forma más profunda  posible, seguiremos enganchados al control. En la auténtica espiritualidad y en la Meditación Auténtica nos deshacemos de ese control desde el principio. No le damos energía al ego, a la mente, al controlador, al manipulador. En realidad nos deshacemos de todos los esfuerzos, y esto implica una idea revolucionaria para la mayoría de la gente: podemos meditar sin hacer ningún esfuerzo. Esto no implica que nos volvamos vagos o que nos durmamos.

Deshacerse del control, dejar que todo sea lo que es, es una forma de deshacerse del esfuerzo. Así que cuando decimos que nos deshacemos del control, que dejamos que todo sea lo que es, es como si dijéramos que dejamos de hacer esfuerzos. Cuando nos deshacemos del esfuerzo, de la disciplina, descubrimos lo que ocurre en nuestra conciencia. Y podemos empezar a ver, en nuestra propia experiencia, que ésta recibe una determinada vitalidad. Es casi como si, por el mero hecho de deshacernos del esfuerzo y del control, se nos encendiera una luz dentro. En la conciencia comienza a surgir algo inocente, hermoso y no contaminado; comienza a surgir sólo y por sí mismo, y esto dista bastante de lo que nos han enseñado a la mayoría. Nos han enseñado que para entrar en un estado natural de conciencia debemos a prender a controlarnos y a disciplinarnos; lo         que yo digo es justo lo contrario. Entrarás en el estado natural al deshacerte del control y del esfuerzo y al descansar en un estado de luminosidad. Es muy sencillo. No podría ser más simple. Siéntate; deja que todo sea lo que ya es. Incluso podrías comenzar por hacerte una pregunta muy sencilla desde el principio: ¿No es cierto que la paz y el silencio que estoy intentando alcanzar con la meditación ya están aquí, ahora mismo? Después, búscate. Cuando nos buscamos podemos llegar a ver          que la paz y el silencio son estados completamente naturales que ya existen. En ese momento, sólo necesitas hacerte consciente y entregarte. Descubre qué sucede cuando te entregas a la paz que ya es, al silencio que ya es. En esto consiste la investigación.

Adyashanti- MEDITACIÓN AUTÉNTICA