Emociones negativas

No tenemos emociones positivas; llamamos emoción positiva a una emoción que no puede tornarse negativa, y todas nuestras emociones, hasta las mejores que tenemos en nuestro estado actual, pueden tornarse negativas en cualquier momento. Asimismo, por su alcance, nuestras emociones son demasiado pequeñas para ser emociones positivas. Las emociones positivas incluyen muchísimo, mientras que nuestras emociones son muy estrechas. De modo que, en la actualidad, no tenemos emociones positivas, sino que allí existen emociones negativas.

Entonces, ¿cómo podemos tener emociones positivas?

2 3 600x450 - Emociones negativas

Algunas emociones negativas pueden ser simplemente destruidas, pero de algunas otras sólo puede prescindirse transformándolas en positivas. Sólo que eso dista muchísimo de nosotros ahora; no podemos hacerlo en la actualidad; ahora sólo podemos preparar el terreno para eso, principalmente mediante la creación  de  actitudes  correctas,  pues  primero  viene  el  trabajo  mental.  Creamos  actitudes mentales correctas entendiendo que las emociones negativas no sirven para una finalidad útil y comprendiendo cuánto perdemos permitiéndonos el placer de tenerlas. Entonces, tal vez tengamos bastante energía como para hacer algo respecto a ellas.

Tenemos que empezar con el entendimiento correcto, con la actitud correcta. Mientras pensemos que las emociones negativas son inevitables, o incluso útiles para la expresión de sí, o algo por el estilo, no podemos hacer nada. Es necesaria cierta lucha mental para comprender que no tienen función útil en nuestra vida y que, al mismo tiempo, toda la vida se basa en ellas.

En nosotros hay muchas cosas extrañas. Primero, hay cosas que podrían ser conscientes y no lo son; y segundo, arruinamos nuestra vida con emociones negativas para las que la naturaleza ni siquiera proveyó un centro, de modo que debemos construir uno artificialmente. ¿Qué es mecánico? Lo que no es normal, lo que es innatural, es muy mecánico.

Podemos distinguirse siempre una emoción negativa de una genuina por la identificación, porque en las emociones negativas hay dos cosas siempre presentes: la identificación y la imaginación negativa. Sin imaginación negativa e identificación, las emociones negativas no pueden existir.

Si usted puede crear una actitud correcta, entonces, luego de un tiempo, eso le ayudará a detener la emoción negativa en su comienzo. Cuando usted está a mitad de ello, no podrá detenerlo; entonces es demasiado tarde. Usted no deberá permitirse ponerse de mal humor; no debe justificarlo.

Esta es una de las peores ilusiones que tenemos. Pensamos que las emociones negativas son producidas por las circunstancias, mientras todas las emociones negativas están en nosotros,  dentro  de  nosotros.  Este  es  un  punto  importantísimo. Siempre  pensamos  que nuestras emociones negativas son producidas por culpa de los demás o por culpa de las circunstancias. Siempre pensamos eso. Nuestras emociones negativas están en nosotros mismos y son producidas por nosotros mismos. No hay absolutamente una sola razón inevitable por la que la acción de algún otro o alguna circunstancia produzcan una emoción negativa en mí. Siempre se trata de mi debilidad. Ninguna emoción negativa puede ser producida por causas externas si no la queremos. Tenemos emociones negativas porque las permitimos, las justificamos, tas explicamos mediante causas externas, y de ese modo no luchamos contra ellas.

Estamos demasiado acostumbrados a ellas; no podemos dormir sin ellas. ¿Qué haría mucha gente sin las emociones negativas? Este hábito es tan fuerte que es necesario un trabajo especial para librarse de ellas.

Pero, al principio, el trabajo sobre las emociones negativas es doble: estudiar y no tratar de expresarlas. El trabajo real sobre las emociones negativas viene después. No podemos estudiarlas si las expresamos. Si usted trata de detener su expresión, entonces podrá verlas y estudiarlas.

La lucha con las emociones negativas necesita muchísimos esfuerzos; el hábito es demasiado fuerte. Al principio, usted debe simplemente estudiar e intentar luchar contra la expresión de las emociones negativas. Ahora bien, si usted lucha con una sola emoción, puede crear dos en su lugar. Con el tiempo, indirectamente, uno puede ganar dominio sobre las emociones. Pero el primer paso es el estudio.

P. D: Ouspensky: El Cuarto Camino, cap. 3