Entendimiento II

2 180 843x700 - Entendimiento II

Entendimiento II

Debemos trabajar sobre el cambio del ser, pero si trabajamos sobre eso como realizamos todo en la vida corriente, la vida no será lo bastante larga. Es posible obtener un cambio durable del ser sólo si usamos los métodos perfeccionados del trabajo de la escuela; de lo contrario, nuestros intentos estarán demasiado dispersos. La primera condición de tal trabajo es no creer nada, verificar todo lo que uno aprende; y la segunda condición es no hacer nada a no ser que uno entienda por qué y con qué objeto uno está haciendo algo. De modo que esto depende del entendimiento; todos los atajos dependen del entendimiento.

2 180 600x498 - Entendimiento II

El entendimiento es una combinación de conocimiento y ser. ¿En nosotros, cuál es el factor limitador? Definidamente, es nuestro ser, que significa nuestra capacidad para entender. ¿Qué es entender? Es conectar un trozo de conocimiento con otro trozo de conocimiento. Por ejemplo, verá que entender depende del ser si usted toma la idea elemental del ser. El hombre se divide en diferentes «yoes» o grupos de «yoes» que están conectados uno con otro. Entonces, si un «yo» conoce una cosa, un segundo «yo» otra cosa, un tercer «yo» otra cosa, y nunca se encuentran, ¿qué clase de entendimiento es posible? Desde un punto de vista, tal vez parezca como si un hombre tuviera bastante conocimiento, pero puesto que estos «yoes» nunca se encuentran, este conocimiento nunca puede juntarse. Este es el estado del ser del hombre corriente, y prueba que como él es, no puede tener entendimiento. Este significa siempre conectar las cosas con el todo, y si uno no conoce el todo, ¿cómo puede conectar?

En este sistema, usted debe tratar de entender; sólo lo que entiende da resultados positivos. Si hace algo sin entenderlo, no rendirá mucho, pues sólo lo que usted entiende es valioso.

El entendimiento sobreviene siempre de ese modo: usted entiende y luego cesa de entender. Pero si intenta entender algo que marcha mal, no trate de pensar en eso sino que trate de recordarse, esto es, de ser emocional, y pronto entenderá. El entendimiento no se vuelve permanente de inmediato; como en todo lo demás, hay muchos pasos y puede entender algo un día y no entenderlo al siguiente, pues tal vez esté más consciente en las mismas circunstancias un día, y más dormido al siguiente. De modo que pueden pasar muchos días antes que eso se torne propio de usted. Entender es una función combinada de todos los centros. Por separado, cada centro sólo puede conocer; cuando combinan todo su conocimiento, esto da entendimiento. Para entender algo, uno necesita, por lo menos, tres centros.

Cuando las personas hablan y tratan de explicar sus opiniones, no pueden. Ni siquiera pueden repetir correctamente lo que oyeron; cambian las cosas. Y el malentendido crece y crece. Uno inventa una teoría, inmediatamente se inventan otras cinco para contradecir aquélla. Han transcurrido miles de años desde el comienzo de la creación, y en todo este tiempo las personas jamás se entendieron entre sí. ¿Cómo podemos esperar que lo hagan ahora?

De modo que primero debemos entendernos. No vemos nuestra situación ni comprendemos nuestra mecanicidad. No vemos que este no entendimiento es una ley.

Si usted entiende sólo una parte, eso no es entender. Sería como los ciegos que tratan de explicar el elefante, uno por su cola, otro por su trompa, etc. Entender significa conectar las partes con el todo. Uno puede empezar desde las partes, o uno puede empezar desde el todo. Pero desde cualquiera que empiece, cuanto más conectadas están las cosas, mejor comprende uno: si las conexiones están hechas correctamente y no son meramente una ilusión.

P. D. Ouspensky: El cuarto camino, cap. VI