Hipersimetría y Sincronicidad

Hipersimetría y Sincronicidad

Este es un universo hipersimétrico, lo que ocurre dentro de los seres se refleja afuera, eso es lo que los pensadores de la nueva era han dicho hasta el cansancio pero a estos pensadores les cuesta reconocer que esta simetría pueda funcionar en ambos sentidos, por lo tanto, suponen que aunque ellos están en capacidad, y en el derecho de afectar aquello que les ocurre afuera manipulando su ser interno, no pueden dejarse afectar internamente por lo que ocurre afuera.

3 80 500x600 - Hipersimetría y Sincronicidad

En las líneas chamánicas nosotros no estamos encerrados en los puntos de vista de causa y efecto, por eso los vehículos chamánicos en su estado puro están más allá del tiempo, espacio y relaciones causales. Lo que trato de decir es que nosotros entendemos bien que el principio de causa y efecto está sobrevalorado, de hecho, es algo que sólo puede ser aplicado correctamente en la cara física del mundo, porque el tiempo tiene sentido sólo en esta cara física.

He intentado mantener este libro simple y en este momento siento que pongo en riesgo la simplicidad, por eso trataré de decirlo de una forma que no implique profundizar más en aspectos del chamanismo que no tengo pensado tocar aquí: Adentro y Afuera están encadenados, pero no por un principio de causa y efecto donde la causa se da primero y luego el efecto, tal como estamos acostumbrados a pensar.

Piensa un minuto en esto, una causa puede manifestar un efecto a largo o mediano plazo en el futuro, eso es fácil de entender, lo difícil es entender que de hecho pueden ocurrir efectos cuya causa no ha ocurrido sino que ocurrirá después, y por otro lado puede haber causas y efectos simultáneos.

De hecho, mi postura al respecto es que causa y efecto surgen de modo interdependiente e instantáneo, los dos surgen en el mismo momento y es un asunto de hipersimetría, como cuando uno se mira en el espejo, la simetría es instantánea, no vemos esto porque pensamos que somos nosotros quienes causamos el reflejo, sería muy difícil pensar que nosotros somos el reflejo de alguien del otro lado del espejo, pero resulta que en un sentido metafórico es justo así.

Entonces resulta más adecuado sustituir el principio de causa y efecto por el principio de sincronicidad cuando nosotros queremos comprender la relación entre el mundo sutil y el mundo denso. Todo esto es sólo una forma de decirte que todo lo que ves a tu alrededor te va modelando internamente y tu interior modela lo que ves. Como dice el primer principio Huna: El mundo es lo que crees que es. Pero añadiéndole aquella idea del Talmud: No vemos las cosas como son sino como somos.

La sincronicidad significa que cuando dos eventos ocurren al mismo tiempo y no están causalmente conectados significan lo mismo. En otras palabras algo que ocurre dentro de ti, como por ejemplo un estado anímico o un pensamiento, y algo que ocurra externamente en ese mismo momento tienen el mismo significado. Este es el principio que rige toda forma oracular de adivinación. Lo que trato de explicarte es que afuera y adentro están conectados de forma sincrónica, y esta conexión que se muestra, es una conexión simbólica por lo cual aunque sea muy personal no es difícil de ver.

Shri Khaishvara Satyam: El otro secreto, cap. IV