Intención

4 10 - Intención

Intención

Un péndulo es una inevitable, fría y despiadada sombra, no es consciente y no tiene intención. No tiene un alma o una mente, la interactuación con la cual dé lugar a emociones, impulsos y debilidades. Tú nunca serás capaz de sacar lo mejor de un péndulo, igual que no eres capaz de sobrepasar tu sombra. El péndulo está desapasionadamente observándote dando una de cal y otra de arena, sabiendo que no hay escapatoria para ti. Es imposible conquistar esta sombra en una lucha, y no tiene sentido jugar con ella. ¿Qué deberías hacer entonces?

4 10 - Intención

Tratando de ganar a un péndulo sólo estás persiguiendo tu sombra. Todas las aspiraciones a ganar, y las experiencias emocionales acompañantes, están sujetas a la intención interna, que siempre ciegamente te lleva a lo que está frente a tu nariz, sin ver nada más allá. Con el fin de terminar esta absurda persecución, deberías parar, mirar a tu alrededor, y empezar a moverte por ti mismo. Entonces es cuando los papeles cambiarán: tú ya no perseguirás al péndulo, y el péndulo empezará a seguirte a ti. Quienquiera que abandone la estrechez de miras de la intención interna se convertirá en el amo del juego – el primer bailarín en la danza con las sombras.

Para iniciar tu juego, tienes que permitirte ser tú mismo. Tu juego es el formador de tu propia realidad del modo que tú quieres que sea. Tú puedes hacerlo. Todo lo que necesitas es tomar este privilegio para ti mismo. Tú eres el único para quitar o tomar privilegios. Necesitas darte cuenta de esto.

Sin embargo, permitirte tener el liderazgo no es todo. Las estrellas nacen por sí mismas, pero los péndulos son los que las iluminan. Aunque seas el Rey Salomón o el creador de una obra maestra absolutamente asombrosa, nadie nunca lo descubrirá a menos que un poderoso péndulo te elija. No importa lo maravilloso de tu creación, no va a hacerse popular simplemente por eso. En la cultura, la ciencia y el arte, trabajos prominentes se convierten en objeto de interés de una amplia audiencia sólo si es creado un nuevo péndulo o si es de algún beneficio para uno antiguo.

Hay multitud de logros culturales con magníficos rasgos que podrían satisfacer cualquier cálculo de necesidades modernas. Pero en nuestro tiempo esos logros no son populares porque los péndulos que brillaban antes han casi o enteramente llegado a extinguirse. Los péndulos son los que crean la popularidad y la moda, ¿De otro modo, por qué una gran masa de gente repentinamente se volvería entusiasta de un solo y mismo objeto?

Ahora que conoces el mecanismo detrás de las nuevas tendencias, puedes seguir adelante, sin mirar atrás al resto del mundo, y usar tu legítimo privilegio – ser tú mismo. Este es el único modo en que tú serás capaz de realizar tu oportunidad y anunciar tu individualidad única al mundo entero. Los péndulos no pueden soportar a los individuos únicos – ellos estarán obligados a hacer una estrella de ti. Deja de perseguir la sombra, empieza a moverte por ti mismo, y entonces a los péndulos no les quedará otro remedio que seguirte. Tú eres capaz de convertirte en el que establece el tono, porque las cualidades de tu alma son únicas, y en el espacio de las variantes una nube individual de lujo ha sido preparada para ti – te está esperando. ¿Así que qué estás esperando? ¡Anuncia tu declaración de intenciones!

Vadim Zeland: Gobernando la realidad, cap. 1