Liberarse del dominio de la mente

Liberarse del dominio de la mente
5 (100%) 3 votes

Liberarse del dominio de la mente

Lo que la mente revela es una corriente interminable de opciones, todas ellas disfrazadas en la forma de recuerdos, fantasías, temores, conceptos, etc. Para liberarse del dominio de la mente, solo hay que darse cuenta de que su desfile de temas no es más que un autoservicio arbitrario de opciones que pasan a través de la pantalla de la mente.

1 11 - Liberarse del dominio de la mente

Uno no se ve “forzado” a sentir resentimiento ante un recuerdo negativo, ni tiene por qué sumergirse en pensamientos de temor acerca del futuro. Solo son opciones. La mente es como un televisor donde uno puede elegir entre distintos canales, y no tiene por qué seguir ningún pensamiento en particular. Se puede caer en la sensación de sentir lastima por uno mismo, o de sentir ira, o preocupación. La atracción secreta que hay tras todas estas opciones consiste en que ofrecen una recompensa interior o una satisfacción secreta, que es de este modo la fuente de la atracción de los pensamientos de la mente.

Si se rechazan estas recompensas, se descubrirá que, en todas las ocasiones, por detrás de la pantalla del pensamiento, hay un espacio silencioso e invisible de gozo, libre de pensamientos. Esta es una opción que siempre está disponible; pero, para experimentarla, debe ser elegida por encima del resto de opciones tentadoras. La fuente del gozo siempre está presente, siempre está a nuestra disposición, y no depende de las circunstancias. Solo hay dos obstáculos: 1) el ignorar que siempre está presente y a nuestra disposición y 2) el valorar cualquier otra cosa por encima de la paz y la alegría debido al placer secreto que nos proporciona.

La experiencia de la presencia de Dios está a nuestra disposición en nuestro interior en todo momento, pero espera a que optemos por ella.

David R. Hawkins: El ojo del Yo.

Deja un comentario