El arte de la contemplación

Contemplar mientras se investiga es dejar que la mente se movilice con las verdades que van apareciendo, dejando un espacio abierto para que la verdad penetre y para que surja entonces espontánea desde dentro (no desde el pensamiento) la respuesta a la verdad. Esta verdad que aparece espontánea se percibe con evidencia. ¿Y qué es una evidencia? Es una serena paz, el equilibrio de ser lo que somos. La verdad no se piensa, se es.
El arte de contemplar es el arte de ser. El avanzar en la contemplación es avanzar en el ser que somos verdaderamente y que se evidencia cuando contemplamos. Esto no se puede comprender desde la idea errónea que tenemos los humanos de que una cosa es conocer y otra es ser. Cuando pensamos, siempre lo hacemos desde la dualidad primigenia de la mente que escinde lo Real en dos: el que mira y lo mirado, el contemplador y lo contemplado. Así no podemos comprender; y por eso mismo creemos que el contemplar nos aleja del ser, cuando es realmente lo contrario.

SOBRE EL AMOR

Existen multitud de percepciones según quien las perciba, pero no juguemos a ver quién tiene la razón, así nunca acabará este juego y seguiremos sufriendo y separándonos más. Los millones de percepciones humanas están hechas para formar un inmenso arco iris. Las ideas pueden ensamblarse como las cuentas de un collar unidas por el cordón del Amor. Así un día iremos recordando que fuimos hechos de Amor. Que somos capaces de amar sin restricciones porque esa es nuestra esencia largo tiempo encerrada en un frasco de cristal.

El poder de soltar

Ya todo es claro e inmensamente pleno, cuando has soltado plenamente te inunda un amor que no es describible, el amor que se expande desde la sabiduría de que nada es ajeno a Ti, nada… y de que nada se haya fuera de Ti… Tú eres todo lo mirado y observado…sin excepciones, estás unido a todo y no hay diferencia alguna entre el TODO y Tu, y te inunda el discernimiento de la ficción que supuso todo aquello y llamaste en algún momento: YO, ME, MIO, O MI, cesó todo… se abra expandido aquello que se consideró tu en algún instante del momento presente continuo, en lo que lo eterno se desenvuelve al unísono, se difundirá cualquier idea de identidad; sea física, álmica, o espiritual, sea individual, o colectiva. Consciente del poder de soltar amarás y vivirás la vida como jamás pudiste soñar, sin perder detalles, sin desear nada e igualmente sin renunciar a nada de aquello que la providencia, nuestro verdadero Ser en acción, o la propia vida, no lo que programación mental te ponga por delante. Y se posará suavemente para siempre en tu corazón el VIVIR VIVIENDO, que es la única verdad de la vida, en cualquier plano y dimension que se experiencia. VIVIR VIVIENDO… VIVIR VIENDO… irradiando permanentemente amor, conectado a todo lo que existe, desplegando la Divinidad que somos y todo es en constante estado de dicha y gozo, comprendiendo que felicidad es nuestro estado natural y que no hay necesidad alguna de buscar fuera de nosotros mismos el bienestar.

Solo vale la pena… VIVIR PARA VIVIR…

Comprensión

Comprensión  Los grandes momentos de armonía extática surgen cuando no hay conflicto, cuando no hay división entre el pensador y el pensamiento, entre el observador y lo observado, cuando el pensamiento no produce dicotomía entre el “yo” y el “otro”. Una comprensión profunda de este hecho es toda la “acción” que se necesita, porque entonces […]

La Comprensión Profunda

La Comprensión Profunda La Comprensión Profunda / La sencillez de la Paz / Reconocerse en la Conciencia es Paz / Nuestra naturaleza más intima es Paz, es la esencia de la existencia / Somos Paz / Somos Conciencia Saber que somos Conciencia es la Comprensión Profunda No saber quienes somos nos reduce a una isla […]