LIBRE ALBEDRÍO Y LA VOLUNTAD DE DIOS

La esencia de la comprensión definitiva es el hecho ineluctable de que el ser humano individual, como tal, no tiene ―no puede tener― ninguna volición. Carece completamente de libertad de elección y de acción independientes, por la simple razón de que el ser humano no es una entidad autónoma. Es meramente una parte infinitesimal de la totalidad de la manifestación.

Sólo puedes experimentar dos emociones

Sólo puedes experimentar dos emociones Sólo puedes experimentar dos emociones: amor y miedo. Una de ellas es inmutable aunque se inter­cambia continuamente, al ser ofrecida por lo eterno a lo eterno. Por mediode este intercambio es como se extiende, pues aumenta al darse. La otra adopta muchas formas, ya que el con­tenido de las fantasías […]

Sobre el Recuerdo de Sí

Sobre el Recuerdo de Sí Debemos comprender que la capacidad de recordarse es nuestro derecho. No la tenemos, pero podemos tenerla; poseemos todos los órganos necesarios para ello, por así decirlo, pero no estamos ejercitados, no estamos acostumbrados a usarlos. Es necesario crear cierta energía o punto particular, usando esta palabra en un sentido corriente, […]