Cómo ser consciente del control del ego

Atención a la oscuridad
“Es la naturaleza del ego tomar, y la naturaleza del espíritu compartir”. — Proverbio

El autor y defensor de la medicina alternativa Deepak Chopra afirmó: “Si quieres alcanzar un estado de felicidad, ve más allá de tu ego. Toma la decisión de renunciar a la necesidad de controlar, la necesidad de ser aprobado y la necesidad de juzgar. Esas son las tres cosas que el ego está haciendo todo el tiempo. Es muy importante estar al tanto de ellos cada vez que aparecen”.
Mucha gente está dormida por el vicio que tiene el ego y son víctimas de él porque no se dan cuenta de su influencia.

La experiencia del yo es solo amor

Lo importante aquí es que el Yo es una experiencia real. No se trata de un ideal alejado de la realidad de todos los días (que es lo que la mayoría de la mayoría de nosotros piensa del alma), sino que está tan próximo a ti, como el aliento. El Yo es la fuente del Amor y, por lo tanto, es más real que cuanto bloquea al amor: la ira, el miedo, el egoísmo, la inseguridad y la desconfianza. Esas cualidades, por muy extendidas que puedan estar en la sociedad, son temporarias; crecen con el tiempo y deben ser aprendidas. El Yo, por el contrario, está firme en la paz y la seguridad: solo conoce el amor, porque su experiencia es solo de amor.

A Dios le encanta jugar al escondite

La mayoría de nosotros tiene la idea de que «Yo mismo» es un centro separado de sensación y acción, que vive dentro del cuerpo físico y está limitado por él; este centro «enfrenta» un mundo «exterior» de gentes y cosas, toma contacto por medio de sus sentidos con un universo ajeno y extraño. Algunas frases de uso diario reflejan esta ilusión: «Vine a este mundo…» «Debes enfrentar la realidad…» «La conquista de la naturaleza».

Ilusiones

¿Cómo se superan las ilusiones? Ciertamente no mediante el uso de la fuerza o de la ira, ni oponiéndose a ellas en modo alguno. Se superan dejando simplemente que la razón te diga que las ilusiones contradicen la realidad. Las ilusiones se opo­nen a lo que no puede sino ser verdad. La oposición procede de ellas, no de la realidad. La realidad no se opone a nada. Lo que simplemente «es» no necesita defensa ni ofrece ninguna. Sólo las ilusiones necesitan defensa debido a su debilidad. Mas ¿cómo podría ser difícil recorrer el camino de la verdad cuando la debi­lidad es el único obstáculo? Tú eres el fuerte en este aparente conflicto y no necesitas ninguna defensa. Tampoco deseas nada que necesite defensa, pues cualquier cosa que necesite defensa te debilitará.

Dualidad

El dualismo es una parte integral de nuestra realidad. Por ejemplo, el alma pertenece al espacio de variantes, mientras la mente pertenece al mundo material. La intención interna trata con la realidad material, mientras la intención externa trata con los sectores virtuales del espacio de variantes.
El ejemplo más increíble de esto todavía tenemos que ser nosotros ­ seres vivos que combinamos tanto lo físico como lo espiritual en nosotros mismos. Vivimos, en un sentido, en la superficie de un gigantesco espejo, en un lado del cual está nuestro universo material, con el negro infinito del espacio de variantes en el otro.
En tal posición única, sería en todo caso miope vivir sólo dentro de los límites de una visión del mundo ordinaria y usar sólo un lado, el lado físico de la realidad. Vas a descubrir cómo manejar el espejo dual del mundo, y luego serás capaz de lograr cosas que parecían imposibles antes. Aprenderás que tus posibilidades son sólo limitadas por tu intención.

El origen de la Intención

Como regla, los seres humanos se comportan inequívocamente. En su intento de obtener lo que ellos quieren, tratan de influir directamente sobre este mundo por el principio ‘Devuélvelo’. El impacto directo, basado en el contacto directo, es uno de los modos de controlar algo. Pero no es el único, y ciertamente no el método más efectivo de controlar la realidad.

Tú y yo vamos a ir a otro modo: con nuestras manos detrás de la espalda haremos que el mundo se mueva hacia nuestros deseos. Toda la discusión siguiente será sobre cómo conseguir esto. El Transurfing es una técnica de control de la realidad, sin influenciarla directamente. Excepto que ya no es fingido, como en un juego, sino real.

Soy responsable de lo que veo

El mundo que ves no es sino el testigo fútil de que tenías razón. Es un testigo demente. Tú le enseñaste cuál tenía que ser su testimonio, y cuando te lo repitió, lo escuchaste y te conven­ciste a ti mismo de que lo que decía haber visto era verdad. Has sido tú quien se ha causado todo esto a sí mismo. Sólo con que comprendieses esto, comprenderías también cuán circular es el razonamiento en que se basa tu «visión». Eso no fue algo que se te dio. Ése fue el regalo que tú te hiciste a ti mismo y que le hiciste a tu hermano. Accede, entonces, a que se le quite y a que sea reemplazado por la verdad. Y a medida que observes el cam­bio que tiene lugar en él, se te concederá poder verlo en ti mismo.

Las impresiones pueden ser variadísimas

Una impresión es la más pequeña unidad del pensamiento, la sensación o la emoción.

Admitir las impresiones significa que cierta energía ingresa con ellas. Toda la energía que usted recibe es alimento. El alimento que usted come es material burdo, el aire es más fino, las impresiones son el alimento más fino y más importante. El hombre no puede vivir un solo momento sin impresiones. Aunque esté inconsciente, hay impresiones.