Trabajo espiritual

Trabajo espiritual
Rate this post

Trabajo espiritual

El yo (ego) se centra en el contenido lineal y específico y se identifica con la forma y la limitación. El trabajo espiritual consiste en retirar el apego o identificación con el contenido y luego, progresivamente, darse cuenta de que tu realidad es el contexto. La explicación breve es que el “yo” es el contenido y “Ser” es el contexto.

Podemos ver en la estructura dualista básica del propio pensamiento cómo la creencia en un yo separado (ego) surge, lo que luego es reforzado por los padres y la sociedad. Hay un sujeto y un predicado unidos por un verbo que indica o implica “causa”. Por tanto, toda acción implica un agente causal central –El “Yo” personal del contenido que es el yo personal reforzado por tener un nombre y ser el destinatario de la recompensa y el castigo.

1x1.trans - Trabajo espiritual

Esta misma identidad se acumula para ser imaginada como el pensador detrás de los pensamientos, el hacedor detrás de los hechos, y el actor detrás de las acciones así que todo lo que sucede se convierte en auto-referencial. A continuación se impregna con actitudes emocionales y gradaciones de juicios. La personalización centra toda la atención en el ser interior que se vuelve progresivamente fortalecido como supuestamente independiente, la única entidad.

El proceso de la racionalización refleja el nivel concordante de evolución de la conciencia. En el nivel de la mente inferior, la visión del color emocional domina o influye el pensamiento. En el nivel de la mente superior, las emociones están transcendidas y el intelecto se vuelve subjetivo y cada vez más abstracto, sofisticadamente preciso, exacto y fiable. Finalmente, la pretensión de una supuesta capacidad de la mente para “saber” algo es trascendida por la inclusión progresiva del contexto para que ese contenido intencional sea sustituido por la gnosis, que es el resplandor espontáneo de la Presencia como Ser.

En la Realidad del místico, no hay espacio ni lugar para que el ego edite o distorsione como conocedor y conocido ya que son uno y lo mismo. La radical subjetividad es pues la fuente de la Verdad, en virtud de la fusión del Ser con la Divinidad y la Totalidad de la Realidad. Eso es lo que se entiende por el término sánscrito “Purusha”, que es la fuente del conocimiento del sabio iluminado o maestro.

La unidad del Ser-identidad es el sustrato del fenómeno conocido como Revelación o Realización. La iluminación es el estado finalizado que sobreviene y es incondicional, total y completo.

David R. Hawkins: Yo, Realidad y Subjetividad, cap. XIII

 

Etiquetas:, , ,

Deja un comentario