Archivos de Etiquetas: David Hawkins

La respuesta definitiva

4 77 - La respuesta definitiva

Intuitivamente, sabemos que en algún lugar hay una respuesta definitiva. Tropezamos por caminos oscuros en cul-de-sacs y callejones sin salida; Somos explotados y llevados, estamos desencantados y hartos, y seguimos intentándolo. ¿Dónde está nuestro punto ciego? ¿Por qué no podemos encontrar la respuesta?

Bienestar de los demás

4 74 900x602 - Bienestar de los demás

El sano auto-interés incluye la preocupación por el bienestar de los demás, mientras que el egoísmo hace caso omiso de los otros. El interés propio no es destructivo para los demás y por lo tanto es íntegro y aumenta la autoestima. El egoísmo es separatista y busca ganar a costa de los demás, dando lugar a una pérdida de la autoestima interna. Es por tanto, vulnerable, no íntegro, y una ilusión de auto-inflación que lleva a la pérdida del auto-respeto.

Miedo a la muerte física

4 49 - Miedo a la muerte física

El primero es que no tienes realmente una experiencia de la propia muerte física, porque en el momento de expiración del cuerpo, la facultad del experimentador /testigo/ consciencia instantáneamente y sin dolor deja el cuerpo e inmediatamente te sientes libre y enormemente aliviado. La sorpresa es el descubrimiento de que uno no está muerto después de todo, sino muy vivo. El cuerpo es observado incluso no siendo atractivo o deseable. El renacer del yo ahora se convierte en el acceso al redescubrimiento de la inmortalidad y las nuevas potencialidades a las que uno despierta. El cuerpo fue como una caja de la que ahora estás liberado. El cuerpo nunca fue el origen del sentido de “Yo” o ​​de la existencia, sino simplemente parte de su identificación con el contenido.

Egoísmo

4 41 - Egoísmo

Podríamos llamar a esta evolución de la conciencia, que sigue los patrones del ego, como el camino del “yo” hacia Dios (en el que el abandono progresivo del núcleo narcisista del ego lleva al descubrimiento de que la verdadera fuente de felicidad, el cumplimiento y la alegría es el Ser). Las muchas expresiones del ego, incluidas su vanidad de ideas, creencias, etc., pueden ser vistas como una expresión de grandiosidad en que se aferra a la insistencia de que sus pensamientos son valiosos y sus posicionamientos son correctos e importantes. El egoísmo es el sustento básico de la vanidad y la ilusión.

El milagro de la existencia

4 19 816x700 - El milagro de la existencia

El camino del corazón no pasa por el intelecto y pone su fe en la perfección del amor en lugar de la búsqueda del intelecto y la razón. Para el amor, el intelecto y la lógica son simplemente herramientas, pero no son “quien Yo soy”. La “Mente” no puede trascender la mente al perseguir a la mente, sino sólo por la entrega de la ilusión de la mente como salvador. Es por el corazón del Amor que uno es salvado de las limitaciones de la mente por el propio amor. Sólo el amor tiene el poder para superar las creencias. En este punto, históricamente, el buscador es aconsejado “Tira a la basura todos los libros y solo se. Entrega todo a Dios sin reservas. Deja de pelear y permite la realización de lo que ya eres.”
El dejar ir la identificación del yo como pensamientos es facilitado al desligarse de los contenidos de las creencias del grupo, con sus bien conocidas y previsibles agendas, y reacciones. Uno se puede negar a identificarse con ellos como “míos”. Al entregar la identificación con lo que se presume que es “mío” permite que lo verdaderamente Mío brille desde entonces con la cualidad de la Divinidad inmanente que es la fuente de la realidad no comprometida del “Yo”.

La Crítica

4 17 900x598 - La Crítica

A medida que evoluciona la conciencia, ya no necesita juzgar o las polaridades de bien y mal como guía del comportamiento. La elección de lo que es íntegro y amor sucede espontáneamente, ya que es la expresión natural de una comprensión evolucionada de la vida. El discernimiento espiritual entonces trasciende la necesidad de confiar en el sistema de percepción dualista blanco/negro de un ego menos evolucionado. La moralidad es suplantada por la Realidad y el discernimiento espiritual.

Vergüenza

4 14 560x700 - Vergüenza

La pérdida de lo que ha sido valorado puede llevar al remordimiento, el dolor, la tristeza, el luto, el duelo y la soledad. La pérdida se deriva del apego, así como de la ilusión de que el objeto personal o estatus era una fuente de felicidad “ahí fuera”.
Una fuente de pesar y pérdida es la expectativa poco realista del yo y los demás. Nada en el mundo de la forma es permanente. Al final, todo ha de ser entregado a la voluntad de Dios. Para tener éxito en la entrega, es necesario tener en cuenta que la voluntad de Dios no se personaliza para adaptarse a los deseos individuales. La voluntad de Dios es en realidad el diseño kármico de todo el universo. Entregarse a la voluntad de Dios es entregarse a la verdad que no es otra cosa que la Realidad Última permanente. Todo lo que surge en la forma pasa. Una pérdida es una oportunidad para liberarse de un apego.
La pérdida representa un aferrarse al pasado y el sustituir los recuerdos por la consciencia de la Realidad. En ningún simple instante existe ya más la pérdida o la ganancia, ambas surgen de construir la historia de la propia vida.

Sufrimiento

4 7 700x700 - Sufrimiento

El origen del placer no provino de las cosas, la acción o los acontecimientos en sí, sino del hecho, de que en la quietud de los sentimientos de malestar del ego, la presencia del Ser podría ser sentida.
Este es el mecanismo detrás de todas las ganancias del ego. El doloroso querer o clamor de los deseos del ego es silenciado y así el Ser interior es agradablemente experimentado. El error de la mente es que atribuye el origen de la sensación de felicidad “ahí fuera” en lugar de “aquí en el interior”.

El dolor de la pérdida no es tanto debido a la pérdida de la persona u objeto, sino al propio apego. El apego es una inversión de energía emocional. A su debido tiempo, se reinvierte en lo mismo o bien en un objeto sustituto, o más esperanzadamente, en la devoción a Dios.

Culpa

3 259 - Culpa

Este es quizás el bloqueo más temido de la búsqueda espiritual y uno de los que asusta a más personas a embarcarse en una búsqueda espiritual. Las personas declaran que tienen miedo de mirar dentro de sí mismas por el temor a lo que podrían descubrir. La culpa es el origen de todo el miedo al Día del Juicio, porque evoca imágenes terribles del pecado, el infierno y la justa ira de Dios. La desventaja terrible de ser un ser humano es subyugada como pecado / culpa / juicio / condena / pena / muerte / infierno. Es el velo que cae sobre la vida humana y que luego es vivido en el escenario de la trampa al infierno. La muerte es temida como el gatillo que libera la trampa en cualquier momento.
Por experiencia, la culpa es una “realidad” operativa hasta que los cimientos del ego son eliminados. Los buscadores espirituales son propensos a veces a mirar hacia atrás críticamente sobre sus acciones pasadas desde la renovada posición espiritual. Todo auto-examen debería hacerse con compasión. Los errores del pasado surgieron en un contexto diferente. La mejor resolución de la culpa es re-dedicarse uno mismo a Dios y al prójimo y perdonarse a sí mismo y a los demás.