Las Técnicas y las Disciplinas

AGNI YOGA representa en los momentos actuales la eclosión de las facultades superiores que corresponden a las almas avanzadas de la raza humana, así como el descubrimiento de un nivel en la vida de la Naturaleza y dentro del corazón en el que solo respira paz, fraternidad y equilibrio.

La Compasión: Universalmente Malentendida

Una definición de diccionario de la compasión diría algo así como: “una sensibilidad hacia el sufrimiento de uno mismo y de los otros junto al compromiso de intentar aliviarlo”. Esta frase sintetiza dos procesos. El primero es el coraje de volverse hacia, relacionarse y entrar en contacto con el dolor y el distrés, en vez de optar por evadirlo o ignorarlo. El segundo es la disposición a adquirir la sabiduría que necesitamos para responder adecuadamente frente al sufrimiento.

Los Ángeles y el cuerpo astral

Los Ángeles poseen un objetivo muy definido con respecto a la futura configuración de la vida social en la Tierra: su propósito es engendrar en los cuerpos astrales de los seres humanos un tipo de imágenes capaces de provocar unas condiciones definidas en la vida social del futuro. Imágenes evocadoras de un futuro en donde ningún ser humano pueda hallar la paz disfrutando de la felicidad si aquellos que están a su lado no son felices. Un impulso de Hermandad, en el sentido más absoluto del término; una unificación de la raza humana en una Hermandad bien entendida, éste será el principio de gobierno de las condiciones sociales en la existencia física.

Estar solo

Estar solo es posible únicamente cuando la mente se halla fuera de la influencia que ejerce la sociedad, cuando uno está internamente libre del desorden social. Esta libertad es virtud, y la virtud está siempre sola; la moralidad social es la continuación del desorden. La meditación consiste en trascender este desorden, no en el placer personal de visiones o experiencias expendidas. Estas experiencias son siempre aisladoras.

Formación de la mentalidad

Dar rienda suelta al molino de pensamientos negativos significa entrar en juego con el péndulo destructivo y emitir energía en la frecuencia de éste. Es una costumbre muy desventajosa. Te conviene reemplazarla por la otra costumbre: controlar tus pensamientos de modo consciente. Cada vez que tu mente no esté ocupada con algo en especial, por ejemplo, cuando estés en un trasporte público, de paseo o haciendo un trabajo que no requiera mayor atención, pon en marcha los pensamientos positivos. No pienses en lo que no pudiste conseguir; piensa en lo que quieres alcanzar y lo tendrás.

La mirada del amor

La mirada del amor es diferente de la mirada del pensamiento.
Uno lleva en una dirección donde el pensamiento no puede seguir, y el otro conduce a la separación, el conflicto y el dolor.
De este dolor, no puedes ir al otro.
La distancia entre los dos está hecha por el pensamiento, y el pensamiento no puede alcanzar al otro de ninguna manera.
Al volver caminando por los caseríos, los prados y la vía del tren, verás que el ayer ha llegado a su fin: la vida comienza donde termina el pensamiento.