Algo nuevo está naciendo

 Sí, algo nuevo está naciendo a nuestro alrededor. La gente advierte dentro de sí misma una revolución interior como nunca antes se había percibido. No todos, evidentemente viven este cambio, pero ya ha empezado el principio de una renovación que revolucionará la sociedad y por tanto la vida de la humanidad.

1014373 548046955257397 90537953 n 600x397 - Desde mi ventana- Algo nuevo está naciendo

La Tierra está dando a luz a un ser humano nuevo, distinto. Revolucionario de lo arcaico, desdeñoso de los prejuicios, sabedor de la verdad sin necesidad de fe o creencias religiosas: él o ella sabe. Sin miedo por lo desconocido: la muerte, pues su ocupación está en la vida, en el aquí y en el ahora.

Sí, un ser nuevo está naciendo aquí, ahora, entre nosotros. Aunque le pese a quien lo pese no podrán evitarlo. El cosmos gira hacia una nueva vida y con ella, nosotros. Aquellos que son capaces y están preparados para asimilar lo nuevo que nos llega inhalándolo en cada respiración, son los pioneros de una nueva esperanza y hacedores de otra civilización.

Sí, a pesar de todo, a pesar de la negatividad y el miedo que nos obligan a tragar, algo nuevo ya ha nacido y no puede sino crecer, y crecer…

Se perciben los primeros fragmentos de una nueva vida, de un nuevo ser. Un ser que aboga por la vida, el mundo y la humanidad. Un ser que no piensa como el antiguo, en la muerte después de la vida, sino en la vida antes de la muerte pues esta es desechada.

Un ser que aprende a conocerse y amarse a sí mismo sin egocentricidad para poder amar al mundo de la misma manera. Amando encuentra a Dios en su interior y ve la divinidad en todo cuanto le rodea. Experimenta a Dios en contra de lo antiguo que, por miedo dice amar a Dios, pero sus actos niegan toda evidencia. Incapaz de amarse a sí mismo realmente y mucho menos a sus semejantes.

Lo viejo es especulativo, preocupado siempre por lo que no es, apegado a lo material, al dinero, a la posesión, buscando cimientos falsos para sustentarse. Lo nuevo vive desde su centro, su eje de gravedad es la unión de su mente y su corazón, no existen otros cimientos y como es de suponer no necesita ni carece de nada.

Lo nuevo es global, universal. Vive en consciencia de hermandad con todos los seres, con toda la naturaleza. La unidad en la diversidad es su paradigma. Lo viejo es separatista, nacional, esclavo de sus ideas preconcebidas, viejas y obsoletas.

Aquello que un día fue necesario ha de dejar entrada a lo nuevo que va naciendo. Sin cambio no puede existir crecimiento. Sin crecimiento no puede haber nueva consciencia. La ignorancia a de dar paso a la Inteligencia.

¿Te sientes un ser humano nuevo?

Sí, ¡pues da testimonio! Ama por sobre todas las cosas y todo se dará por añadidura.