Las Técnicas y las Disciplinas

Dentro del corazón humano existe un movimiento natural o espiritual en eterno proceso de expansión cíclica en el cual, la mente que fragua todas las disciplinas y todas las normas de vida, no deberá detenerse.

Las Técnicas y las Disciplinas

Por ello, no debemos cualificar al AGNI YOGA como una nueva disciplina impuesta a la mente para conquistar ciertos estados de consciencia, sino más bien distinguirlo como un sistema natural de acercamiento a la Verdad, la cual no ha de ser conquistada a fuerza de disciplinas, sino que debe ser profundamente descubierta siguiendo en forma serena y expectante el incesante despliegue de energía que surgen del corazón y trata de expresarse en lo eterno.

Las disciplinas en la vida personal conducentes a la realización de un objetivo definido en la vida psicológica del ser, tales como la concentración mental, el logro de un buen carácter o el control de la naturaleza emocional, son correctas si el ánimo individual es consciente de su propia inmanencia y sabe perfectamente los motivos que le impulsan a buscar su esencial transcendencia.

Fue de esta manera que surgieron a través del tiempo los yogas conocidos y todos los sistemas de entrenamiento espiritual. Sin embargo, los yogas así como todas las disciplinas de vida tendientes a un acercamiento espiritual del ser humano, cambian en el transcurso de las edades y deben ser periódicamente reemplazadas por otras cuando se advierte que ya han cumplido su objetivo o meta prefijada.

Desde el ángulo supremamente elevado e intuitivo y por tanto impersonal, la humanidad inteligente debería haber transcendido ya el HATHA YOGA, el yoga del cuerpo físico dado a la humanidad lémur para su perfecto desarrollo, y el BAKTI YOGA, el yoga de la naturaleza emocional desarrollado en la época atlante. A la humanidad de nuestros días le corresponde un entrenamiento mental basado en la técnica del RAJA YOGA, el yoga correspondiente a la raza aria, ya que es a través de la mente que los seres humanos que han nacido en estos tiempos podrán controlar sus naturalezas emocionales y equilibrar las funciones fisiológicas de sus cuerpos físicos.

Cada raza, con sus siete subrazas, obtiene de la Divinidad el privilegio de un definido yoga racial, o de un sistema de entrenamiento espiritual destinado a producir determinados y específicos resultados. Sin embargo, pese a la ley natural, existen aspectos kármicos de orden superior que predisponen a ciertas personas a rebasar la media del yoga impuesto por la Divinidad para un ciclo determinado. Ha habido así, a través del curso de la historia, seres humanos que participaron de yogas superiores a los que regían  grupalmente para la humanidad de una época establecida. Estos seres humanos avanzaron más rápidamente que los demás y se convirtieron en guías de las demás individualidades de la raza.

En  la actualidad y para aquellos aspirantes que agotaron los recursos naturales del entendimiento concreto o racional ha sido dado el Yoga del Corazón, el Yoga de Síntesis. AGNI YOGA representa en los momentos actuales la eclosión de las facultades superiores que corresponden a las almas avanzadas de la raza humana, así como el descubrimiento de un nivel en la vida de la Naturaleza y dentro del corazón en el que solo respira paz, fraternidad y equilibrio.

Es el equilibrio del Cuarto Rayo que ya no será para el discípulo el de la Armonía a través del Conflicto, sino simplemente el de la perfecta armonía del corazón silencioso de la Divinidad expresada a través de cada ser humano.

Introducción al Agni Yoga- Vicente Beltrán Anglada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *