Tu propio objetivo

Estamos tan acostumbrados a los estereotipos establecidos que los consideramos como una valiosa experiencia acumulada por la humanidad. En realidad, estos estereotipos son formados por los péndulos, la gente sólo se conforma con ellos por fuerza. Toda la sociedad se basa sobre los péndulos que viven y se desarrollan por su cuenta, según sus leyes, como entidades de información energética que someten a los partidarios a su voluntad. Su influencia sobre el humano es tan grande que la mente se nubla, literalmente, y el hombre pierde la capacidad de pensar independiente y conscientemente.

Intención

La intención convierte un deseo en objetivo. El deseo sin intención no se realizará nunca. Los sueños tampoco se cumplen. ¿Cuál es la diferencia entre un objetivo y un sueño?

La misma que distingue una intención de un deseo. Si tienes la intención, el sueño se convierte en objetivo. Los sueños vacíos y los castillos en el aire no pueden cambiar nada. Sólo la intención es capaz de cambiar la vida, es decir, la determinación de tener y actuar.

Unidad del alma y la mente II

El alma no admitirá los objetivos falsos, pues tiene sus inclinaciones y necesidades. Al perseguir objetivos falsos no conseguirás nada o, al conseguirlo, comprenderás que ya no necesitas lo que acabas de obtener.

El Transurfing no tiene nada que ver con los péndulos; por tanto te ofrece un camino absolutamente contrario. No cambiar, sino aceptarte a ti mismo.

Unidad del alma y la mente

La vida se te ha dado, no para que sirvas a alguien, sino para que te realices como persona. Al encerrar al alma en la funda creas un potencial excesivo enorme de insatisfacción interior oculta, que va a derramarse sobre ti y tus cercanos como infortunios de toda clase. Te parecerá que deseas el bien a la gente, pero en realidad toda esa preocupación sólo les perjudicará.

Freile

Si uno no se quiere a sí mismo, si está descontento consigo mismo, se dedica a algo que no le gusta, si su mente está perturbada y en desacuerdo con el alma, tal persona no puede tener una belleza encantadora. Cualquier conflicto entre el alma y la mente se refleja en la apariencia y el carácter de uno. En cambio si el individuo está contento consigo mismo, vive a gusto, se dedica a algo que le complace, en tal caso parece que emanara una luz interior. Eso significa que su mente se ha sintonizado con el freile de su alma.

Proteger al alma

Intenta ser consciente de que tú no necesitas la importancia, sino que la necesitan los péndulos. La funda para el alma está hecha de tu importancia. No atribuyas a nada un significado excesivamente importante. Simplemente, con tranquilidad y sin insistir, toma lo tuyo. Si de momento lo tuyo no cede, tampoco le atribuyas demasiado signi­ficado; los péndulos no hacen más que esperar a que te desanimes. Si hay algo que te apenó, quita la importancia. Sé consciente de que sólo es un juego de péndulos. Es precisamente un juego y no una batalla, porque, en el fondo, los péndulos son como maniquíes de arcilla.