Archivos de Categoría: Jeff Foster

Arrepentirse

4 108 900x600 - Arrepentirse

“Si las cosas hubieran sido de otro modo…”.
Arrepentirse es natural, pero inútil. Es el desperdicio de una preciosa energía.
La vida sólo puede ser vivida hacia adelante, no hacia atrás. Hacia atrás es la muerte.
Aprende del pasado, ¡sí!… Pero comprueba lo inútil de tratar de cambiarlo ahora a través del pensamiento. Te agotarás a ti mismo.

No tienes que sentirte bien todo el tiempo

4 70 - No tienes que sentirte bien todo el tiempo

No tienes que sentirte ‘bien’ todo el tiempo No tienes que sentirte ‘bien’ todo el tiempo. No tienes que estar libre de resistencia todo el tiempo, feliz todo el tiempo, iluminado todo el tiempo, en paz todo el tiempo. ¡No hay ningún ‘todo el tiempo’! Tú eres mucho más grande que eso, menos limitado. No […]

Te enseñaron que eras pequeño

4 66 876x700 - Te enseñaron que eras pequeño

Te enseñaron que eras pequeño. Te dijeron que estabas incompleto, que eras limitado. Que había algo que te hacía alta.
Que tenías alguna deficiencia. Que había algo ‘mal’ contigo. (Ellos creían en el ‘bien’ y el ‘mal’). Que eras ‘menos que.’
Y que otros eran ‘más que.’ Te vendieron una mentira.

Locura de la mente

4 59 900x600 - Locura de la mente

No me considero un gurú espiritual o un adalid de la autoayuda, un ser especial, despierto o iluminado, ni esencialmente distinto de ti en modo alguno. Me considero más un amigo que te indica con delicadeza cómo retornar a quien realmente eres, que te recuerda lo que, en lo más hondo, ya sabes. Por supuesto, no deseo que te limites a creer todo lo que te digo. Quiero que indagues tú mismo, que pongas a prueba todo lo que digo y lo cotejes con tu propia experiencia. Yo no soy una autoridad en materia de la vida (¿quién puede ser una autoridad en que los pájaros canten, en que lata el corazón, en que caiga la lluvia o en que este momento sea cómo es?), pero quizá mis palabras te devuelvan a una percepción consciente de lo que es realmente verdad en tu experiencia ahora mismo. Tal vez te devuelvan a una profunda aceptación total, a una sencillez y a un reposo que son la esencia de todo, que te llevarán más allá de la necesidad de ninguna autoridad externa y te dejarán libre, como un árbol en mitad de la tormenta, mirando a la vida de frente, entregado de lleno a las realidades y los desafíos de la existencia relativa, pero también sólidamente asentado en la inquebrantable certeza de quien de verdad eres, firmemente enraizado en un saber que nunca morirá.